Nadie pone en duda que la transparencia es más que una necesidad para recuperar la confianza de vecinos y vecinas en sus administraciones públicas. Avanzar en este sentido es fundamental para lograr que los administrados conozcan con detalle en qué se gastan sus impuestos, los ingresos y gastos municipales, o las adjudicaciones y contratos que se realizan con terceras empresas para la prestación de obras y servicios.

Durante estos cinco meses del nuevo mandato hemos dado un salto cualitativo en materia de transparencia. Elda ha pasado de ser una de las ciudades menos transparentes de la Comunidad Valenciana en la oscura etapa anterior, según estudios de organizaciones independientes como Dyntra, a una ciudad modelo en la construcción de su Portal de Transparencia cuyos técnicos municipales son consultados por otros municipios para la puesta en marcha de la apertura de datos a los ciudadanos.

Estamos, por tanto, claramente comprometidos con la transparencia y se han articulado medidas para que la actividad municipal esté a disposición de los vecinos de una manera sencilla y adaptada a las posibilidades que hoy en día nos ofrecen las nuevas tecnologías: retransmisión de los plenos municipales por Internet vía streaming, presencia en modo de escucha activa en las redes sociales, próximo Portal de Transparencia, etc.